Porque los mayas asociaban a la luna con la abundancia

Porque los mayas asociaban a la luna con la abundancia

La Diosa Maya de la Luna Ix Chel o “Dama del Arco Iris”. Los mayas, como los budistas, asociaban la luna con los conejos. Ix Chel es un metamorfo, que se junta con el conejo en primavera, ya que el conejo es considerado el escriba del calendario lunar.

Con origen en la Península de Yucatán (México) y Guatemala aproximadamente en el año 1500 a.C. Ixchel, por ser tan ambivalente y representar tantos aspectos de la vida, se formó en una variedad de formas:

Como una hermosa mujer sosteniendo un conejo, una anciana tejiendo en un telar de cintura, incluso una anciana vertiendo agua en el suelo. Esta última se refiere al cuidado de las inundaciones que podrían afectar la cosecha o poner en peligro la vida de los habitantes mayas.

Porque los mayas asociaban a la luna con la abundancia
Porque los mayas asociaban a la luna con la abundancia

A menudo se la representa con un conejo en brazos, símbolo de su vida que da abundancia y fertilidad, cuyo perfil se puede ver en la faz de la luna.

Ella es la Diosa Maya de la creatividad (como inspiración para los artistas), la magia, el tejido, la salud, la curación, la sexualidad, el parto, y la energía de toda el agua, nuestro ingrediente más esencial que da vida. La pirámide maya escalonada es la montaña de Ix Chel donde ella reina como la energía de transformación de la serpiente emplumada.

Artículos Relacionados

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba